Vida después de la vida (Testimonios)


Pero así como un día nos enfrentamos al tremendo dolor de la partida de este plano físico de nuestra hija Sofi de 10 añitos y nuestra sobrina Cele, de 15 años; un día comenzamos a vislumbrar una luz en este duro camino. Ese día fue cuando por primera vez escuchamos en la tele al matrimonio Dray, sobre la posibilidad de comunicarnos con nuestra Sofi, ellos lo hacían con su hija Karine. Nosotros les creímos, necesitábamos creer que todo no acababa con la muerte, ésta era sólo un pasaje a otra vida, a otra forma de existencia, no porque nosotros no la veíamos, no existía.
Ahí comenzó una búsqueda de literatura sobre el tema, investigar, leer, poder sacar nuestras conclusiones y experiencias. Así fue que nos contactamos Con Noelia y Luis, para poder aprender cómo grabar con la transcomunicación instrumental. Ésta era la posibilidad de comunicarnos con nuestra hija Sofi y todos los seres queridos que ya pasaron al otro plano, nuestro corazón decía que esto era verdad y nos dispusimos a comprobar que así era. Entonces eso que creíamos desde nuestro interior que era la verdad más maravillosa que habíamos conocido, nos permitía empezar a ver la luz de la esperanza, nuestra Sofi dijo “Bien”, ante nuestra pregunta de ¿Cómo estás? Y seguramente había más respuestas, lo que ocurre que entre la emoción y nuestro limitado oído humano, en ese momento aún no preparado para escuchar, era imposible oír más. Esto era un aprendizaje para nosotros, un maravilloso aprendizaje, porque nos daba la posibilidad de la “Esperanza”, de que Sofi, Cele y todos los seres que queremos, aún viven en otro plano, con un cuerpo más sutil, pero viven.
Igual no cesó la búsqueda de diferentes formas de contactarnos con Sofi, todo es válido cuando el amor es el medio, y lo que nos une a nuestra hija es un profundo sentimiento, tan fuerte, que nos demostró que ni esa palabra llamada “muerte” puede separar, por el contrario, creció más fuerte y de otra forma. Ella está en todos nosotros muy especialmente, sin su cuerpo físico al cual podíamos abrazar, besar y acariciar, pero ahora está en esencia, que se unió con la nuestra más fuertemente y es una. ¡ Es maravilloso seguir teniéndolos, no importa la forma !.
Un día también tuve el maravilloso regalo divino, de poder comunicarme con Sofi por escritura automática, todo comenzó un Día de la Madre, dónde ante la ausencia le hablé y le dije que me faltaba ese regalito dibujado que ella solía hacerme, entonces pensé, ¿por qué no?, si a otras personas les pasaba, todo era posible. Y le dije a Sofi, “Negri el amor nos sobra, yo pongo mi mano y vos tu energía”. Así pasó un rato, tuve la lapicera apoyada sobre un papel blanco, de repente comenzó a moverse con movimientos suaves pero descontrolados, mi mano, no la movía yo, sino la energía de ella, sentía que me pesaba y no podía levantarla, así deje que esto pasara y me entregué a la nueva forma de comunicarme con Sofi. Sentía mucha paz y lo que pasaba alrededor dejó de ser parte mía. Sabía que movía la mano, pero no lo que escribía, y sólo pude frenarla, cuando una fuerza la frenó de golpe. Al terminar me sentía cansada, pero feliz y con mucha paz, quería leerla, pero no podía me sentía cansada. Por lo tanto me dormí, hacía mucho tiempo que no dormía tan bien y en paz. Al otro día con mi esposo y mis hijos tratamos de entender lo que Sofi nos había mandado de mensaje, por supuesto que fue maravilloso y que todos estábamos emocionados y felices, sentíamos algo muy especial. En algún momento me preguntaba, ¿seré yo? , muevo la lapicera etc. Pero luego venía la certeza desde mi corazón y se iba la duda. Pero cada vez que pasaba, volvía a dudar de mí y luego venía la certeza al leer los mensajes, porque no era mi forma de expresarme y eran palabras y mensajes especiales.
Siempre sentí que lo tenía que compartir con las otras personas que sentían el dolor de perder a un ser querido, y así lo hice sin importar si lo creían o no.
Todos somos capaces de desarrollar estas capacidades, no son privilegio de algunos, son posibilidades de todos, sólo hay que poner el amor, la esperanza y fe de que nos va a ocurrir y paciencia para que se dé cuando se tenga que dar. Pero hay que intentarlo y no limitarse poniéndose trabas y seguramente algún día pasará, otros tal vez puedan desarrollar otras capacidades de comunicación, todas son válidas cuando el amor es el fin.
Hay diferente maneras de sentir que es el momento, yo les conté mi manera, que después con el tiempo, varió y comencé a sentir un dolor muy fuerte en el brazo derecho, yo adjudicaba el dolor, algún esfuerzo o mal movimiento, pero un día dije, ¿será la señal para escribir? Y así fue, Sofi y sus nuevos amigos, porque siempre se comunican en primera persona del plural (nosotros), me hacían dar cuenta que querían que escribiera.
Es maravilloso y a veces hasta difícil explicar con palabras, algo que se siente con el alma, traté y espero que les ayude a que ustedes lo intenten. Realmente es maravilloso y da mucha paz.
Así seguimos recorriendo este camino, seguimos tratando de contestarnos preguntas que surgen y buscando, siempre algo nos las contestan.
Algún día nos encontraremos con todos nuestros amores allá, en ese más allá, al cual le perdimos el miedo y esperamos con tranquilidad. Pero nuestro tiempo ahora es acá, vivir en el amor y para el reencuentro. Tratamos de que otras personas puedan encontrar en la Transcomunicación, la escritura automática y otras formas de contacto, la paz y la esperanza que nosotros encontramos. ◦
Share/Bookmark

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...